Welcome

The mathematician of the Complutense University of Madrid, José-Vidal Ruiz Varela, argues that Europe must raise its borrowing limit, leaving its deflationary policy.
Cortesía de Investing.com

Agenda Macro

Calendario económico en tiempo real proporcionado por Investing.com España.

Testimonio de la Secretaria del Tesoro, Janet Yellen, ante el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes de Estados Unidos

 Estados Unidos creó las instituciones financieras internacionales hace 80 años junto con nuestros aliados y socios. Hoy, el liderazgo estadounidense en ellas es esencial para nuestra seguridad nacional y económica.
Trabajamos a través de los bancos multilaterales de desarrollo para combatir la pobreza e impulsar un crecimiento sostenible e inclusivo, fortaleciendo los mercados en desarrollo y emergentes que son socios comerciales y de inversión clave para los Estados Unidos y abordando desafíos globales como el cambio climático, las pandemias y los conflictos y la fragilidad que amenazan con socavar el crecimiento económico mundial. El Fondo Monetario Internacional brinda apoyo crucial a los países para ayudarlos a resolver los problemas de deuda, minimizar las repercusiones negativas en la economía mundial, fortalecer la gobernanza y restablecer el crecimiento.
Los sólidos balances de estas instituciones hacen que las contribuciones estadounidenses a ellas sean seguras y sumamente rentables. Consiguen el apoyo de otros socios y Estados Unidos actúa como el mayor o casi mayor accionista en todas ellas para asegurarse de que utilicen bien sus fondos.
Estas instituciones son también la única opción realista para que Estados Unidos ofrezca financiación para el desarrollo de alta calidad y transparente en la escala necesaria para que sea una propuesta de valor liderada por Estados Unidos que compita con la de China. Debemos mostrar liderazgo y contribuir con un fuerte apoyo financiero, ya que cada vez es más importante ofrecer alternativas creíbles a opciones de préstamo que pueden ser opacas y coercitivas, lo que podría socavar la soberanía de los países prestatarios y su sostenibilidad económica a largo plazo.
Durante el año pasado, continuamos impulsando la evolución de los bancos multilaterales de desarrollo para que sean eficientes, eficaces y puedan ayudar mejor a los países a enfrentar los desafíos globales. El Congreso permitió una contribución de US$250 millones a la Ventanilla de Respuesta a Crisis de la AIF del Banco Mundial, lo que demuestra el compromiso de Estados Unidos de brindar un salvavidas fundamental para los países más pobres y vulnerables del mundo. Hicimos la mayor promesa de contribución para la reposición de recursos del Fondo Internacional para la Agricultura y el Desarrollo, un socio fuerte en el aumento de la seguridad alimentaria. También ayudamos a liderar negociaciones exitosas en torno a aumentos de capital y reformas importantes para BID Invest, el brazo del sector privado del Banco Interamericano de Desarrollo y un socio clave en América Latina y el Caribe, y para el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo para mejorar su capacidad de préstamo, incluido el apoyo continuo a Ucrania.
Ahora pedimos que el Congreso autorice nuestra participación en estos aumentos de capital y en el aumento de capital exigible del Banco Africano de Desarrollo, de modo que éste pueda seguir prestando a los niveles actuales a países que, de otro modo, se verían obligados a buscar financiación en otras partes. El presupuesto del Presidente también solicita 1.000 millones de dólares que permitirían una nueva capacidad de préstamo de hasta 36.000 millones de dólares en el Banco Mundial, mientras seguimos presionando a nuestros socios internacionales para que se unan a nosotros en esfuerzos que podrían ampliar el margen de préstamo en 100.000 millones de dólares.
En el FMI, agradezco al Congreso por autorizar el préstamo de 21.000 millones de dólares al Fondo Fiduciario para el Crecimiento y la Lucha contra la Pobreza, lo que nos convierte en el mayor contribuyente y demuestra una vez más nuestro firme compromiso de apoyar a los países de bajos ingresos. También lideramos con éxito las negociaciones sobre la 16ª revisión general de cuotas, de modo que el FMI cuente con los recursos adecuados para seguir desempeñando su papel crucial en el centro de la red de seguridad financiera mundial y preservar nuestra cuota y nuestro derecho de veto, consolidando así la influencia de Estados Unidos en esta institución vital. Solicitamos autorización para aumentar la cuota de Estados Unidos a fin de consolidar este importante logro.

No hay comentarios: